5 February, 2017 14:02

QUE ¡VIVA EL CABREO! , ¡SÍ, SEÑOR!

“Si no estás cabreado es que no estás prestando suficiente atención”. “Ese hombre” -como algunos se refieren al inquilino de la Casa Blanca, negados a reconocerle como su Presidente- se trasladó el pasado viernes a West Palm Beach en la Florida a descansar el primer fin de semana después de su juramentO y su investidura, lejos de la oficina oval. Tres millones de dólares costó el viajecito. Caro, sí, pero es que necesitaba llevar consigo a todo el equipo de ayudantes y consejeros y guardaespaldas y cocineros y camareros y amigotes que le ayudaran y le aconsejaran y le protegieran y aderezaran sus manjares y sirvieran a la mesa y tuvieran listas sus ropas y aplaudieran cuanta twitada y bravata se le ocurriera decir mientras descansaba. Nadie niega que necesitara descansar. No tanto de desgastes físicos que no fueron muchos desde que juró y fue investido y pasó a vivir en 1600 Pennsylvania Ave, NW. Washington DC., la residencia oficial de los Presidentes, conocida como la Casa Blanca. Los desgastes psíquicos sí que fueron abundantes y más difíciles de digerir. Porque mire usted que “ese hombre” ha firmado Decretos de Ley y twiters de peso, uno detrás de otro, como una máquina puesta a parir decretos y comentarios. Que si en un par de meses comienzan las obras del muro en la frontera sur atacada por gente inculta y violenta y violadora conocida como Mexicanos, que si quién la va a pagar, que si el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica que Obama lo dejó hecho un desastre y del que Estados Unidos tiene que retirarse, que si el TLCAN o Tratado de Libre Comercio de América del Norte que hay que revisar porque es otro desastre, que si la visita de la Primera Ministro de Inglaterra y su “maravilloso” Brexit,, que si el Presidente de México al teléfono, que si el bobera australiano Primer Ministro que se ha ganado que le ´cuelguen´ el teléfono,, que si los inmigrantes musulmanes de siete países a los que no se pueden abrir las fronteras, que si – ¡lo último!, Dios Todopoderoso a quien invoco y en quien confío, ¿cómo has podido permitirlo?- que si un pseudo juez ignorante pretende frenar su ímpetu y trata de impedir que su decreto migratorio sea obedecido … Eso y las marchas multitudinarias de mujeres y de hombres acompañándolas en todas las ciudades del País que dejan chiquita la asistencia a la fiesta de su investidura -¡¡¡No, la prensa miente!!!, yo atraje más, mucha más gente- … y en el extranjero. Es demasiado ciertamente, bien merece un descanso en su mansión de cien habitaciones de la Florida. ¡Ay, Melania querida, no me entienden! Pero ¿qué es esto?. ¿también aquí? Vienen -y son miles- caminando ordenadamente, en fila india, portando pancartas, muchas pancartas, unas preguntando, otras exigiendo, otras burlándose. Esa exhibiendo y exigiendo “cabreo” está muy simpática. “Si no estás cabreado es que no estás prestando suficiente atención”. Que ¡Viva el cabreo!, ¡sí señor!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s